¿Has comido mucho picante?

El picante no le sienta nada bien a tu hemorroide, pero no has podido resistirte y te has puesto hasta arriba.

¿Quieres saber cómo mimar tu almorrana después de tanto picante?

Mucho picante

Sí, me he puesto fino

No demasiado

¿Qué ha sido esta vez? ¿Comida hindú? ¿te tocó el pimiento de Padrón que pica? ¿Tex mex?

Las comidas picantes, en caso de hemorroides o fisuras anales pueden producir un gran dolor y no ayudan mucho si ya tienes sangrado anal. El picante en sí mismo no lo provoca, pero lo hace más insufrible. El sangrado anal no es grave, pero sí muy molesto.

Sentimos decirte que no hay remedio una vez que te lo has comido, que lo que pica al entrar… pica al salir. Lo único que puedes hacer es mimar tu almorrana lavándola suavemente con agua templada y jabón suave. Seca sin frotar. Alguna crema tratante para almorranas también te vendrá bien. Y la próxima vez, evita el curry.

Algunas sustancias picantes, como la capsaicina, provocan un profundo ardor en el recto durante la evacuación. Una experiencia que es mejor no vivir.

Has hecho bien en evitar el picante, ya que una vez que te lo has comido, no hay manera de evitar que salga.